El cemento

El cemento ha sido y es uno de los protagonistas de la industrialización y del surgir de los núcleos urbanos. Este material  forma parte del paisaje de las ciudades al estar presente en edificios, infraestructuras y monumentos. 

Sin el cemento no existirían buenas comunicaciones, ni acceso a la educación o a la salud, ni al turismo, ni al comercio o a la industria. En definitiva, no habría progreso.

Imagen del detalle de un puente hecho de cemento

Qué es el cemento

Es un conglomerante hidráulico, es decir, un material inorgánico finamente molido que, cuando es amasado con agua, forma una pasta que fragua y endurece por medio de reacciones y procesos de hidratación y que, una vez endurecido, conserva su resistencia y estabilidad.

Pero, ¿qué proceso sigue este material hasta formar parte de la vida de las personas?
Tras la obtención en la cantera de caliza y otras materias primas, su preparación y posterior calcinación en el horno, se obtiene un material llamado clínker que es molido y mezclado con yeso y otras adiciones para dar lugar al cemento. Así, se logra un conglomerante hidráulico, es decir, un material inorgánico finamente molido que, cuando es amasado con agua, forma una pasta que fragua y endurece por medio de reacciones y procesos de hidratación y que, una vez endurecido, conserva su resistencia y estabilidad.

Imagen de una planta trepadora sobre el cemento

Imagen de un edificio sostenible con plantas dentro

Un material sostenible

El cemento es un material clave para la sostenibilidad de las ciudades: 

En constante evolución

 

La industria del cemento evoluciona y se revoluciona constantemente. Actualmente, los esfuerzos del sector se dirigen a la creación de un ecosistema inteligente conocido como cemento 4.0.  

Es una iniciativa que persigue convertirse en un sector auto-organizado, es decir, en un “ecosistema inteligente”. Esta revolución se apoya en cinco tecnologías:

Imagen de un robot con inteligencia artificial


La inteligencia artificial y la robótica


3D Impresión


Internet de las cosas


Vehículos autónomos


Blockchain

El cemento, material histórico

Aunque ya desde la Antigüedad el ser humano había usado mezclas para crear materiales que ofrecían perdurabilidad y resistencia como el cemento, su obtención era aleatoria puesto que se desconocía cuáles eran los componentes concretos que otorgaban estas características.

Los constructores griegos y romanos descubrieron que ciertos materiales procedentes de depósitos volcánicos, mezclados con caliza, arena y agua, producían un mortero de gran fuerza, capaz de resistir la acción del agua dulce y salada.

Pero hubo que esperar hasta 1824 para que se patentara en Inglaterra una nueva calidad de cemento artificial llamado Portland, cuyos componentes garantizaban la estabilidad de la mezcla.

Todas las modalidades de hormigones han demostrado a lo largo del tiempo sus excelentes propiedades y su elevado grado de durabilidad y resistencia. Este hecho se puede constatar en las grandes edificaciones, las obras públicas o los conjuntos artísticos situados en duras condiciones, como son los situados próximos al mar, muestra de la funcionalidad y el buen comportamiento de todo un clásico actual, el cemento.

Imagen del Coliseo Romano

Foto: Coliseo

Dónde estamos
Avenida de Añorga, 36
20018 Donostia
T 943 364 192
info@museumcementorezola.org

Horario
Abierto de martes a sábado,
de 10 a 14h.

Cerrado
lunes, domingos y festivos.

Entrada libre

No te pierdas nada

El cemento